De lo bueno poco… picante pero sabroso!

picanteLa sensación de ardor es gradual, no es inmediata. Va en aumento al tiempo que las papilas gustativas se inflaman, los ojos se tornan llorosos y la temperatura corporal se incrementa poco a poco. La intensidad no siempre es la misma, ni para todos igual, incluso, hay quienes hacen gala del sutil masoquismo y lo disfrutan como niños. Para los que aún no identificado la causa de esta escena, es ese momento en el que un suculento bocado picante hace de las suyas.

Hay diferentes variedades y la gama de intensidad es extensa, desde el ‘thai dragon’ tailandés –que os hará llorar seguro-  hasta el suave peperoncini italiano. Chile, cayena, pimientas y pimentones, jengibre, wasabi, todos pican y aportan sabor y a pesar de tener mala fama, lo cierto es que el picante tiene en su haber una buena lista de beneficios. Siempre y cuando se consuma con moderación.

Esta particularidad picante de determinados alimentos viene dada por la concentración de capsaicina, una sustancia química que al entrar en contacto con la mucosa de la boca provoca ardor o picor.

Actualmente es utilizado como condimento básicamente, pero durante muchos años fue usado para conservar los alimentos y evitar infecciones. Pero más allá de sus utilidades gastronómicas, proporcionan importantes beneficios para la salud. A grandes rasgos:

Aliviar el dolor: Según estudios publicados en el British Medical Journal la capsaicina puede ser útil como complemento de la terapia para tratar dolores crónicos.

Aumenta el flujo de sangre: Los alimentos picantes, como los chiles jalapeños, tienen la propiedad de aumentar el flujo sanguíneo, por lo que se utiliza para mejorar los problemas de circulación.

Mejora la digestión: A pesar de que sus detractores argumentan que puede provocar males estomacales, lo cierto es que el consumo de picante incrementa el proceso de digestión en el estómago, acelera los movimientos intestinales lentos y alivia el estreñimiento.

Combate la congestión: La capsaicina y el proceso químico que desencadena en la boca desbloquea las fosas nasales cuando están congestionadas y además es expectorante.

Quema calorías y suprime el apetito: Más de uno tendrá una sonrisa en los labios e incluirá picante en la lista de la compra. Pues sí, al parecer y de acuerdo con un estudio realizado en la Universidad de Purdue (EEUU), media cucharadita de pimienta de cayena en las comidas, puede ayudar a suprimir el apetito, estimular el metabolismo por incremento del calor corporal y en consecuencia quemar calorías.

Beneficios muchos, pero como ya se ha dicho, de lo bueno poco. El picante en exceso puede ser contraproducente y desarrollar afecciones estomacales como gastritis o acidez.

Como somos adoradores del sabor, el gusto y la intensidad, no podíamos dejar fuera de la carta al picante. Tras algunos ensayos consideramos que la mejor manera de incorporarlo a la hamburguesa era a través de un chutney de tomate, la combinación está de vicio y hemos querido compartirla con vosotras.

Aquí nuestra versión picante del chutney de tomate… y no, no es la del Chef Peña, el concursante de Master Chef que ha coronado con esta salsa, una conocida hamburguesa comercial.

recetaaporte

 

Por: Lisbeth Calzadilla Meré

Anuncios

Rómulo Gallegos se gana un puesto en la carta

romulo_gallegosPara los que estamos lejos recordar a Venezuela con cada detalle se convierte en una acción automática y frecuente. Un olor, un sabor, una palabra, una canción son capaces de desencadenar una sucesión de recuerdos que, a veces, con nostalgia, otras con alegría y otras tantas con sonoras carcajadas, traemos al presente y atesoramos con recelo. Sí, esta sensación la hemos experimentado todos los que estamos lejos.

Y es que la tierra tira y eso es innegable. Si quisiéramos enumerar todo lo que nos hace recordar nuestra vida en ese maravilloso país, probablemente el scroll sería interminable. Sin embargo, hay algunos infaltables que, sin lugar a dudas, todos tenemos en nuestro checklist nostálgico.

En un acto voluntario e intencional, hemos decidido poner sobre la mesa nuestros más característicos sabores y aromas. Así hemos dado con los ingredientes de nuestra nueva incorporación al menú: ají dulce, queso de mano, guasacaca, ron y plátano frito. A esto huele y sabe Venezuela, o por lo menos, así la evocamos en nuestra cocina.

El reto apenas comienza. Es necesario buscar una conexión, una referencia, un personaje que con generosidad preste su nombre y se deje rendir homenaje, al tiempo que haga gala de su gentilicio. La lista es larga, opciones muchas y merecedores otro tanto; pero con respeto y humildad nos decantamos por Rómulo Gallegos.

Escritor, educador, político y Presidente de la República (febrero-noviembre 1948). Fiel creyente y defensor de la democracia, que desarrolló una importante carrera literaria, tanto, que es referencia indiscutible y lectura obligatoria. La Trepadora (1925), Doña Bárbara (1929), Cantaclaro (1934), Canaima (1935), Pobre Negro (1937), Sobre la misma tierra (1943) o la Brizna de paja en el viento (1952) son algunas de sus novelas. ¿Cuántas de ellas no figuran en nuestra biblioteca y han pasado por nuestras manos más de una vez?

Además, fue Premio Nacional de Literatura (1957-1958), elegido de forma unánime como individuo de número de la Academia Venezolana de la Lengua (1958), lo que lo convierte en uno de los principales escritores del país. Homenajes a su obra no han faltado; en 1965 se crea el Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos – uno de los más prestigiosos de Latinoamérica – y en 1972 se fundó en Caracas el Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (CELARG).

Los motivos sobran, así que no dudamos en rendir tributo a quien guarda un espacio privilegiado en la historia del país y que a pesar del tiempo, se mantiene intacto en el recuerdo de los venezolanos.  El resultado: una hamburguesa de 180grs. de carne, queso de mano, chuleta de Sajonia delgadita, plátano frito bien maduro, guasacaca y nuestra salsa de ají dulce al ron venezolano, esta es nuestra nueva incorporación Autores en Maye ́s Bistró.

La hamburguesa Rómulo Gallegos, ha llegado para quedarse y aunque no sabemos si se mantendrá fija en la carta, se está ganando el puesto a pulso. Y es que no sólo los criollos la escogen como opción; los paladares que están descubriendo la característica mezcla de sabores venezolanos, se están dejando seducir por esta noble combinación.

Sin mayores pretensiones, esta hamburguesa es toda una declaración de intenciones que rinde homenaje a la gastronomía, al gusto, la tradición y a la nostalgia que, en ocasiones, sentimos todos los que estamos lejos.

Por: Lisbeth Calzadilla M.

Proteína ¿animal o vegetal?

proteinas

Proteína animal vs Proteína vegetal

¿Vegetariano, fitness, carnívoro o simple mortal? Sobre gustos y colores no han escrito los autores, así que hay para todo. Aunque cuidar la alimentación no es un tema nuevo, si es cierto que desde hace un par de años, se mira con especial atención lo que se come y cómo se come. Y aunque pudiera pensarse que es una moda, en realidad es una tendencia que va ganando terreno y que promueve diferentes opciones de alimentación.

Hay una realidad y es que el cuerpo necesita una ingesta diaria de proteínas y dependiendo de su origen necesitará mayor o menor cantidad para satisfacer el aporte de nutrientes. Lo importante es aclarar que no todas las proteínas son de igual calidad o valor biológico y que están compuestas por aminoácidos. Son estos, precisamente, los que el organismo aprovecha para sus funciones vitales.

Dentro de los aminoácidos podemos identificar: los esenciales (aquellos que solamente obtenemos a través de la alimentación, ya que el cuerpo no los produce) y los no esenciales (que los obtenemos a través de los alimentos, pero nuestro cuerpo sí es capaz de producirlos).

alimentos-ricos-en-proteinas-animalesLas proteínas animales son las que tienen mayor concentración de aminoácidos y además, son las de mejor calidad por sí solas, sin embargo, tiene tener mayor porcentaje de grasa, por lo que hay que cuidar las porciones, a fin de evitar males mayores como colesterol alto, por ejemplo.

En el caso de la proteínas vegetales, si bien el aporte de grasa es bastante bajo, es preciso combinarlas entre sí o con algún cereal, a fin de que formen un aminoácido completo, de igual valor biológico y calidad que la animal.

Es sencillo, por ejemplo:

  • Una legumbre (lentejas) con un cereal (arroz)
  • Un fruto seco con un cereal (avena) y leche de soja
  • Una legumbre con un cereal y vegetales

No hay mayor complicación, por lo que los vegetarianos y veganos – si están atentos a estas consideraciones- no tienen por qué sufrir un déficit proteico, como consecuencia de no tomar carne, pollo, pescado, huevos o lácteos. La clave está en saber combinarlos y tener la certeza de que la ingesta de proteínas es adecuada, independientemente de su origen.

combinacion-de-proteinas-vegetalesLo que no es posible es suprimirlas por completo de la dieta, pues resultan vitales. Y es que son el alimento de las células, reparan los tejidos, aportan las sustancias necesarias para formar huesos y glándulas, son parte importante en el proceso de fortalecimiento del cabello y las uñas y además, son responsables de reparar el músculo tras intensas jornadas de ejercicio; no en vano deportistas y aficionados al fitness consumen proteínas una vez terminada la rutina.

En Maye’s Bistró queremos consentir a todos los clientes y satisfacer todos los gustos. Los carnívoros os podéis dar un festín con la extensa carta de hamburguesas y los vegetarianos también tenéis opciones ¿preferís la Emily Dickinson con tofu o la Brigitte Bardot con garbanzos? Todas acompañadas de vegetales.

Y es que al final, en la variedad está el gusto, así que probad y disfrutad… ¡Buen apetito!

Por: Lisbeth Calzadilla M.

Dalí al plato: provocador, arriesgado y sugerente

“El que quiere interesar a los demás tiene que provocarlos”

Salvador Dalí

Dalí y uno de sus fetiches gastronómicos: El huevo

Así fue Salvador Dalí, provocador y polémico por naturaleza, excéntrico, adelantado a su tiempo y con una autenticidad exquisita. Este personaje, nacido en la primavera de 1904 en Figueres, Gerona, es reconocido como uno de los rostros más representativos del movimiento surrealista y uno de los mayores pintores del siglo XX.

Su personalidad irónica, narcisa y sin complejos le permitió entregar al mundo del arte obras visualmente complejas, críticas, poderosas, colmadas de fetiches y recursos iconográficos como: el tiempo y los relojes, las muletas, los elefantes, la figura femenina y los órganos sexuales.

Su obra, a veces lúgubre y explícita, es ya conocida y cuenta con apasionados confesos que siguen su particular estética. Pero más allá de su irreverente línea, Salvador Dalí mantuvo una suerte de fetiche con la comida. Su relación con la gastronomía se hizo presente a lo largo de toda su bitácora artística y no es difícil encontrar elementos como el huevo, el pan, la langosta y la carne en muchas de sus representaciones. Y es que para él “Un hombre se manifiesta tal cual es cuando tiene un tenedor en su mano”.

Sus piezas favoritas fueron el pan y el huevo, a los que otorgaba, en la mayoría de los casos, un sentido erótico, fálico y sexual. Su irreverencia lo llevó, incluso, a vincularlo con imágenes religiosas y a representar momentos clásicos como la “Última Cena”, donde el pan era pieza importante.

La persistencia de la memoria (1931)

El queso, otro indispensable en sus lienzos. ¿Quién no recuerda el famoso cuadro de los Relojes Blandos? También conocido como “La persistencia de la memoria” fue el resultado de una tarde soleada y calurosa de reflexión acerca del tiempo y en la que el aperitivo era un camembert, asediado por el calor, derritiéndose frente a sus ojos y escurriéndose por el borde de la mesa.

Otro infaltable en el recuento gastro-estético de Dalí es el “Retrato de Gala con dos chuletas de cordero en equilibrio sobre su hombro”, donde relaciona su pasión por la carne y por Gala, la que consideró su gran amor.

El caso es que su relación con la comida, erótica, sexual y fálica fue una constante en su trayectoria artística y personal. Era inherente a él, a sus pasiones y a su cotidianidad y en honor a su  visión “surrealista” de los alimentos, hemos querido rendir tributo a su fetichista relación con la gastronomía.

Nuestra propuesta honesta, pero gustosa es la de una hamburguesa de 180 gramos que combina pollo picado, aceitunas y tomates secos, cremoso e intenso queso feta, mezclum de brotes y nuestra salsa mediterránea, potente y hecha en casa.

Esta mezcla arriesgada y cargada de sabor, busca como todo plato que sale de la cocina de Maye´s Bistró, provocar sensaciones y despertar una emoción. Quisimos inmortalizar al excéntrico artista Catalán dedicándole un espacio en nuestra carta con esta hamburguesa de autor; intensa, auténtica y que seguramente, no os dejará indiferentes.

Y vosotros… ¿Ya la habéis probado? ¿Qué os recuerda esta combinación de sabores

Por: Lisbeth Calzadilla Meré